Un feliz 2016

– ¡Lo digo en serio! – ¿Si? – Si. – Y… ¿Cómo lo sabes? – Bueno… simplemente lo sé… – Entonces… – El año que viene, será un año estupendo y, a pesar de todas las cosas que pueden pasar que no te gusten, habrán aquellas que te gustan y además, podrás siempre elegir aquello que quieras vivir. – ¡Pero eso no es para nada novedad!… creo que siempre ha sido así… – Bueno, la diferencia es que ahora tú dijiste que siempre se ha podido elegir… es un excelente momento para que elijas como quieres que sea el próximo año para tí…  

La magia con cariño

– ¿Qué vas a hacer? – Bueno, dicen que la población mundial ya ha sobrepasado a los 7 mil millones de habitantes. De que además, estas personas ya no tienen las mismas expectativas que tenían hace doscientos, seiscientos o novecientos años, por ejemplo. Y entonces, me parece que es imposible cumplir con la entrega de los regalos, solamente con un trineo y doce renos algo cansados. – Y ¿Entonces que pasará? – Por otro lado, independiente de lo que muchos creen, me parece que las personas igual celebran y están juntas! Es un día donde lo que los motiva – que pudiera ser aparentemente los regalos – pareciera que en realidad se transforma en otra cosa… – Pero… ¿Qué les llevarás entonces? –  Lo que les llevaré estará en la magia de cada palabra, en cada abrazo y en cada sonrisa… entonces, sabrán que sigo presente cuando alguien les diga con… Ver artículo

Lo que viene

Entonces caminó rápido, miró hacia  atrás y se dio cuenta de lo que había hecho… Habían sido muchas, casi infinitas conversaciones, miradas hacia el cielo, tratar de ser más astuto que su perro (sin lograrlo), cariños, sueños, viajes, lecturas, pistachos, escribir, cervezas, pastas, gimnasia, gatas, cappuccinos, mucho trabajo, guaraná, estudios, clases, comidas, más conversaciones, escribir, familia, pensar, televisión, duchas, salir con los niños, Bach, ensaladas, chats, limonadas, garra, escribir, naranjadas, pizzas, suspiros de alegría y de resignación, helados de chocolate, jugos de zanahoria, hoteles, nadar, escribir, escribir, aviones, libros, frío, pasto, libros, policías internacionales, esperas, pensar, pensar, más alegrías, cine, la música y la poesía de mis hijos, fuerza, fuerza, amigos y mucho y mucho cariño de tooooda mi familia, apfelstrudel, escribir, cansancio y esperanza, libertad, idealismo, negocios, familia, música, Apple (gracias por facilitar el escribir!), feijoadas, pão de queijo, CHAN!, quindins, el mar y las nubes, la lluvia, el calor… Ver artículo

Regalos de un sueño que será

Son cosas que pasan, me dijeron… Me pregunté:  ¿Cuándo realmente pasan? Y no supe qué responderme, pero si, lo venía observando, de una u otra forma, año tras año. Las personas despues de la vorágine de las infaltables compras masivas, se detienen por una par de horas y, en ese momento, algunas reflexionan, otras comen, muchas se juntan con familiares y/o amigos, se ríen, otras rezan, meditan, algunas simplemente se van a dormir, pues no quieren ser parte de lo que sea que es esto… Y el mundo en general para. Una vez más e, independiente de las creencias que tenga cada uno, algo ocurre y muchos se ponen a pensar en aquellos que tienen y en aquellos que no tienen, en aquellos que están y aquellos que ya partieron y no están más. Es la vida misma que sigue y con optimismo, miramos la cara de felicidad de aquellos… Ver artículo

Millones de estrellas

Son dos. Son cuatro. Son ocho. Son sesenta y cuatro. Son… Miles de millones.………… Para algunos… hay una razón particular. Para otros… no tan particular. Eso en sí, lo hace muy especial. Igual… todos juntos. Si no se pudo, ya se podrá. Un pensamiento. Compartir.

Siete nuevos propósitos para empezar el 2012

1. Hacer una evaluación si el número “siete” en este caso aplica o no y en la probabilidad del evento, cambiarlo drásticamente empleando álgebra Booleana (binaria) antes de seguir con los seis propósitos restantes. 2. El concepto “nuevo” nos lleva a comparaciones temporales que nos sacan del objetivo y, por ende, dificulta el logro de lo esperado. 3. Definir claramente qué es un “propósito” para evitar cualquier duda que esto nos pudiera llevar a confundir con “pro Pósito”. 4. Si la intención del “para” se asocia inconscientemente con el verbo “parar”, el logro sería la inacción. Ya lo hemos conseguimos antes. 5. Tener la idea de que vamos a “empezar”, se puede asociar con la idea de que acá se haría algo que nunca se ha hecho y, en consecuencia,con una alta probabilidad de no éxito. 6. Claro está que “el”, aquí será considerado como una intromisión misógina, que inmediatamente… Ver artículo