Vuelan las plumas

Él: Era una noche oscura. Me había levantado de la cama y no sabia por qué, pero tenia levantado mi brazo derecho y en la mano, sujetaba un tenedor enorme, cómo si lo hubiera clavado en algo o alguien. Mi aire era de pesar y sabia que algo malo, pero muy malo había pasado. Y parece que lamentablemente así fue… Al día siguiente tenia que contártelo (diciéndoselo a su pareja) y te lo contaré exactamente cómo sucedió… Además, te cuento que sentí una fuerza maligna que me había impulsado hacia la cocina y que, al llegar, vi que se me abrió la puerta del refrigerador, como si existiera “poltergeist” …. lo dudé y lo dudé… pero ya no tuve más dudas cuando ese pollo frito voló hacia mí y, en un acto de defensa lo clavé con este tenedor para que no me asaltara con furia… era él o yo…… Ver artículo

Los polares

– ¡No! – ¡Si! – ¡No! – ¡Si! ¿Por qué eres tan negativo? – ¡Si lo soy! Y qué … y tú ¿Por qué eres tan positivo? – ¡No lo soy! Eso si… me confundí quien es qué y quien… ¿Recomenzamos? – ¡No! – ¡Si! – ¡No! – ¡Si!… … …

Las noches

Era en el medio de la noche.El sueño era profundo y, de repente, …….. una mano toca mi hombro.Abro los ojos y veo que la mano está sola.Que no pertenece a nadie.Entre curiosidad y miedo, pienso que algo debe estar mal pues: primero no es normal que despierte en el medio de la noche a menos que ……..Miles de ideas pasaron por mi cabeza en ese momento; pero la más importante de todas era que tenía que dormir, pues si llegara nuevamente atrasado al trabajo, ya no podría volver a contarle esta historia a nadie.Por más verdadera que fuera, simplemente sé que ya no era creíble.Pero usted si me cree, ¿Cierto Jefa?

Sincericídio

Acto por el cual una persona, que creyéndose sincera, honesta o dueña de la verdad -cuando en realidad está siendo desconsiderada, carente de tacto e irresponsable verbalmente- comunica a otra cierta información, produciéndole una herida emocional significativa. (Obrigado pela info Maurilinho!)

Los enredos del enredarse

 ¿Por qué alguien pudiera enredarse con lo que debe hacer? ¿A pesar de que no se quiere enredar?  – Porque pudiera ser que no supiera que se está enredando.  – Porque cuando se está enredando cree que se está desenredando.  – Porque le parece que esa es una buena solución.  – Porque le gusta enredarse.  – Porque es una oportunidad y que si no la toma ahora: ¿cómo se podrá enredar en el futuro?  – Porque “Enredarse” es su nombre.  – Porque el enredarse no lo enreda.  – Porque lo hace feliz.  – Porque tiene sueños de poder enredarse y después poder desenredarse.  – Porque quiere aparecer como que lo puede controlar.  – Porque quiere mostrarte a ti que para él no es un problema.  – Porque seguro alguien más tendrá otras ideas sobre enredarse o desenredarse y eso lo enredaría todavía más.

Expectativas polares

– Fíjate por favor en todas las cosas que son importantes. ¿Me entiendes? – Si. – Y lo “más importante” de todo es “aquello” a lo que le darás mucha más importancia, pues si no fuera “tan importante” no te lo estaría diciendo. ¿Está claro? – Si. – Esta es la única manera que tú papá y yo podremos saber que eres confiable y que has adquirido toda la información que te hemos traspasado en vida para que tú sepas qué es lo que “más importa”, independiente que en algunos de esos momentos tengas dudas… ¿Me sigues? – Si. – Entonces, ahora ya puedes ir hija y, acuérdate, que a la primera que ese tipo se te insinúe, tú nos llamas. ¿Estamos con eso? – Si.

Sueños de la noche de inviernos

– ¿Qué hace que una persona siempre tenga sueño…? – Es obvio… lo fisiológico… que está cansado… le faltan vitaminas… me rindo …no lo sé.. – Es muy cierto todo lo que dices y… ¿Qué pasaría si esa persona simplemente no quisiera estar despierta?

La magia de las preguntas

                  – Fue un acto maravilloso y… entonces… él me mostró que era un mago sensacional… mucho mejor que Hudini y… después, desapareció para siempre!!! – ¿Cómo lo hizo? – ¡Me vas a creer que no lo sé! – Pero no puede ser que no lo sepas… era muy muy difícil que lo hiciera… – Lo sé!!! Sólo le pregunté si quería casarse conmigo! y ya no estaba más.