CoachingHCNHipnosismentoringPNL

Nuestro juicio de cada día (¿de cada instante?). Parte I

By 6 abril, 2020 abril 20th, 2020 No Comments

 

Jud1

Lo que pensamos sin pensar. Parte I.

Vamos a suponer que usted un día va en automóvil acompañado hacia su trabajo, pudiera estar manejando o estar como copiloto y en algún momento inesperado, cambia de forma abrupta la luz del semáforo y uno de los automóviles que estaba a su lado derecho, viendo que el auto que estaba adelante del mismo se detuvo.

Para no chocar con usted este auto(el del lado derecho), impulsa el auto de forma violenta e intempestiva en dirección hacia su auto, casi causando con que el auto donde usted está choque con el que ha hecho la maniobra inesperada por usted, para después apreciar que el auto que casi le causa un accidente, traspasa la luz roja y después finalmente, desaparecer por la calle.

Usted le comenta a la persona que lo acompaña en el auto, lo irresponsable que fue la persona que casi causó el accidente y al mismo tiempo, comparten opiniones sobre cómo esta persona es inconsciente del daño que pudiera haber causado a terceros y al él mismo.

Siguiendo su trayecto hacia el trabajo, se percata que los automóviles delante suyo casi ya no se mueven y… bueno, vuelta a clases después de prolongadas vacaciones en Santiago de Chile, claro que se encuentra en un “taco”.

Una aclaración para los mexicanos: para los chilenos estar en un “taco” no es motivo de alegría, pues así denomina acá en Chile una congestión vehicular.

Entonces, su acompañante se baja del auto y usted sigue solo y entonces, decide encender la radio de su automóvil.

En esta radio, usted empieza a escuchar a dos locutores que hablan sobre un hecho relacionado con la política, donde un Diputado se encontró con un grupo de manifestantes y estos, disconformes con su gestión, le gritaban improperios y le lanzaban huevos y tomates.

La reacción del Diputado fue inadecuada y fuera de lugar, considerándose la posición de congresista que posee. Los periodistas mencionan que este Diputado se extra-limitó y que lo único que mostró fue su mala educación.

Usted llega a su destino y deja el automóvil en el estacionamiento y se encuentra con el portero del edificio y este lo saluda, preguntándole cómo le va? Él de forma jocosa, le dice que este día será muy complicado pues existe una huelga del sector del transporte público, a lo que usted simplemente le responde de forma lacónica, diciéndole “así parece” deseándole posteriormente un buen día.

Ahi, usted toma el ascensor hasta entrar a su oficina, saludando de forma rápida a aquellos con que usted se encuentra y rápidamente se percata que un colaborador suyo lo está esperando y le pregunta urgido:

– ¿Qué podemos hacer con el pesado del cliente XYW? Este nuevamente de forma totalmente injustificada está reclamando diciendo que la entrega de sus productos, llegaron de forma equivocada al pedido que él había solicitado…y que eso no era lo que esperaba…

Dejar un Comentario

EnglishPortugueseSpanish