Academia InpactCapacidadCoachingcompetenciasHCNworldHipnosismentoringPNL

Tengo la competencia ¿Tengo la capacidad? – Parte 5

By 14 diciembre, 2020 No Comments

En la PNL

En la PNL, de forma general, nos encontramos con un fuerte incentivo a trabajar las competencias, conductas, actitudes, en aras de entregar una performance de acuerdo a las expectativas del cliente, ya sea en su ámbito personal o en lo que se refiere a su vida profesional, en función de la organización donde trabaja.

En la medida que quisiéramos fomentar el desarrollo de la capacidad, recomendaría el trabajo asociado al lenguaje, con patrones de Meta Modelo, Modelo Milton, utilización de Metaprogramas, y también el empleo sistémico de niveles neurológicos, para incrementar la cantidad de variables existentes.

En el coaching

En el coaching, una excelente forma de trabajar la capacidad es a través del modelo del Coaching Integral ICI. Este modelo está orientado al desarrollo de las capacidades, no solo del coachee, sino también del coach, donde existe la preocupación por el desarrollo de la base epistemológica de ambos, aparte de su ontología.

En este caso se trabaja su relación social y emocional, su cognición, y perfil psicológico, para que en conjunto con su pensamiento sistémico gane nuevas dimensiones que le facilitarán el incremento de su capacidad y articulación de pensamiento.

Las creencias y valores

Tanto en PNL, como en coaching, y mentoring, para el desarrollo de la capacidad de las personas resulta esencial ganar conciencia sobre las creencias y comprender cómo están construidas, el significado de las mismas, el valor que se les asignan y cómo estas son relativizadas de acuerdo a las preferencias y decisiones de cada persona. En la medida que estas creencias se transforman en dogmas, podría suceder que la persona cayera en su opuesto, por ejemplo, un pesimismo relativo, buscando una forma de cuestionar las estructuras de pensamiento existentes. Sin embargo, el pesimismo con esa relativización solamente puede mostrar un opuesto de lo que es el mismo dogmatismo, sin entregar de forma práctica el desarrollo de consciencia esperado.

En el mentoring

En el Mentoring de Desarrollo nos encontraremos, igual como en el Coaching de Desarrollo, con la importancia de detectar los constructos de las estructuras existentes para poder entender cómo se halla establecida la realidad de esa persona. Desde esa mirada podemos entregarle a las personas nuevas alternativas de “construcción” con nuevas formas “arquitectónicas” y que tal vez les sean mucho más adecuadas para la vida que desean vivir. Este es un ejercicio permanente en el proceso de desarrollo, que permite en el tiempo el incremento de la capacidad de pensamiento.

En el “framework” del Coaching Integral ICI, las estructuras de pensar y sus marcos de pensamiento, una vez empleados y articulados, facilitan el desarrollo de la capacidad. Por ejemplo, el tener presente las perspectivas existentes —de forma simultánea— entre mi yo, mi visión interna y mi visión externa, la cultura existente y sus significados, una visión sistémica, y todo esto concatenado, facilita la validación e interpretación de las experiencias que vivimos. Como ha dicho Ken Wilber, esto aporta “un mapa de todos los mapas” —aunque igual se trate de otro mapa—.

También el tener claro cómo son los cambios de procesos en el tiempo, de qué forma pasado, presente y futuro se conectan y, de qué manera los contextos se mezclan unos con otros, así como comprender las relaciones que se preestablecen y se abren hacia el futuro, permite que la persona tenga, a través de este infinito mar de transformaciones, la posibilidad de generar nuevas capacidades. Así, surge la visión acerca de que esta misma capacidad va a producir un nuevo compromiso de desarrollo de competencias y conductas.

EnglishPortugueseSpanish